COVID -19 “Por fin” al alcance de la mano

 

COVID Por fin 300x200 - COVID -19 “Por fin” al alcance de la mano

Imagen de Thomas Müller en Pixabay

Ya estamos pasando a otra fase, el “por fin” lo tenemos al alcance de la mano. Ahora nos llegan los agobios por cómo vamos a rehacer nuestras vidas. ¿Como vamos a seguir adelante?

Algunos seguimos necesitando fuerza para continuar llevando estas restricciones. Por esta razón agradecemos a Donatienne Theitaz, las propuestas diarias que a través del arte; www.colorsalud.com nos ayudan a ocupar una parte de nuestro día en una actividad (pintar y dibujar) a la que aportamos formas y colores y nos devuelve paz y tranquilidad. Lo tenéis disponible en nuestra web https://labecos.com/covid-19/ desde el sábado 18 de abril, y si participáis podéis enviar una imagen de vuestra obra, indicando fecha y titulo a: info@labecos.com.

La perspectiva dinámica que tenemos por delante nos lleva a un horizonte del 9 de mayo, y es muy importante que algunas acciones de relajamiento que vamos a tener a partir del día 27, pudiendo sacar a los niños a la calle, en unas determinadas condiciones, sean de estricto y escrupuloso cumplimiento, porque si hay que corregir esa decisión volviendo atrás será muy dolorosa.

Nos alarma, por su contundencia, los términos belicistas que se emplean cada vez que nos habla el presidente del gobierno y el Centro de coordinación de la emergencia sanitaria, con sus uniformes y medallero en sus pecheras pero estamos hablando de normas de comportamiento esenciales para 47 millones de personas y la respuesta la tenemos cuando buscamos en las dos primeras semanas el número de sancionados, 180.387 y el número de detenidos, 1.500 por violar el confinamiento. Precisamente nos alarma, porque estamos en un estado de alarma que deseamos acabe cuanto antes y esto depende de ese otro. Aunque siempre se pueden suavizar las formas.

Insistimos en esa especial atención del estricto cumplimiento, al sacar los niños a la calle. ¡No volvamos atrás!

Soportaremos esos términos.

Adultos Mayores3 300x199 - COVID -19 “Por fin” al alcance de la mano

Con todo el cariño desde el confinamiento.

Todo saldra bien - COVID -19 “Por fin” al alcance de la mano

¡Por fin, al alcance de la mano!

csl-Labecos

 

COVID – 19 Aguantaremos

Adultos Mayores3 300x199 - COVID - 19 Aguantaremos

Ahora que no disponemos del «todo nuevo», porque hay muchos comercios cerrados, tenemos que extremar las precauciones en cuidar lo que tenemos ya que si se estropean no podemos reponerlas como antes. Esta circunstancia hace que valoremos lo que tenemos más que antes.

Otra cosa que nos debe hacer reflexionar es que la unidad (el estar unidos es lo que logra esa fuerza descomunal, capaz de vencer lo que nos parece invencible).

Esto quiere decir que el vecino, el compañero de trabajo, también es importante y debemos cuidarlo.

De lo primero que tenemos que ser muy conscientes es de la importancia de nuestro sistema de salud y sobre todo de nuestros profesionales, en todas las categorías y cargos (desde los que recogen los residuos hasta la gerencia).

Otro grupo importante en nuestras vidas son los maestros, a los que entregamos a nuestros hijos, no para quitárnoslos de encima, sino para que conozcan a otros niños y que les expliquen cómo es el mundo, enseñándoles a cuidarlo, a pensar y decidir.

Aguantare 1920 300x200 - COVID - 19 Aguantaremos

Imagen de Myriam Zilles en Pixabay

A los que hacen el milagro de tenerlo todo preparado para que podamos fácilmente hacernos con lo que vamos a comer a diario (desde el transportista hasta el cajero del super).

Y no todos somos iguales. Algunos están al borde del pavor, porque tienen justificado miedo, pero la imperiosa necesidad, como no perder su trabajo, etc. Se suma a su esfuerzo diario sirviéndonos a los demás. Mayor motivo para regalarles una sonrisa y un gracias.

Los que hacen que todos nos quedemos en casa, ayudando y siempre ayudando, también con familias que les esperan después del trabajo.

Espero cuando esto se estabilice, seamos capaces de hacerles un reconocimiento a través de sus empresas e instituciones para que cumplan su parte; algo más del reconocimiento que les hacemos nosotros con nuestros aplausos a las 8. Ahí también tendremos que estar.

Aunque tengamos que enfrentarnos a la paradoja de contener el consumo y reactivar la economía de la que dependemos todos.

El planteamiento del cambio, aunque urgente, tendremos que posponerlo a medio plazo.

Destacar a lo que nos obliga este estado de confinamiento en positivo.

Reencontrarnos con los libros y la lectura, con la música y el disfrute de escucharla, el escribir lo que se nos pasa por la cabeza. La cantidad de cosas que tenemos gratis total para nuestro uso y beneficio.

Disfrutar de nuestros hijos, de sus ocurrencias y poner a prueba nuestra paciencia, descubriremos facetas suyas que desconocíamos y nos admirarán y nos harán sentir de una manera como nunca antes, pues estábamos muy ocupados con lo “nuestro”.

También echar de menos la libertad de ir y venir, de hacer y deshacer, para valorarla más. Y Explicarles a los más nuevos que no fue gratis conseguirla.

Descubrir que muchos de nosotros podemos ahorrarnos el uso del coche muchas veces; En beneficio del medioambiente y de nuestra economía.

Que podemos vivir con mucho menos para bien de nuestra salud, economía y medioambiente y lo agradeceremos en el futuro.

Lo que tantas veces nos decían en un mix de propaganda interesada y gran verdad sobre las comunicaciones e Internet. Ahora vemos que tenemos posibilidades de mejorar nuestras vidas, nuestra economía y sentirnos útiles para mejorar nuestra calidad de vida y el medioambiente con estas tecnologías, visitando a nuestros seres queridos, trabajando y estudiando desde casa.

Podemos aprovechar esta circunstancia excepcional para cambiar hábitos y prioridades, ajustándonos, de esa forma, para mejorar nuestra vida y la de los demás.

Hemos de acordarnos de aquellos que perdieron la vida en situaciones de soledad. Desearía que en su último momento consciente supieran que también ellos hicieron un acto solidario y a los que aun quedamos, amigos, compañeros, familiares, lloramos y lamentamos su pérdida y podemos sentirnos desolados, pero, aunque no nos tuvieron a nosotros, tuvieron un ejército de personas con bata, generosas y valientes que les cogieron la mano y no olvidemos que hoy también hacen duelo con nosotros y con los que estaremos en deuda emocional de por vida.

Tenemos que seguir porque seguimos respirando y todavía no ha llegado nuestro momento. Aprovechemos estas difíciles situaciones para ser mejores, para entender mejor a la naturaleza de la que formamos parte; a valorar y vivir «el momento presente», que es el único momento en el que podemos influir en nuestras vidas, el pasado es recuerdo y experiencia, incluso lamentos, el futuro son expectativas y declaración de intenciones, también ensoñaciones. Todo es importante, pero no podemos perdernos el presente porque nos estaremos perdiendo la propia vida.

Es ahora en el presente cuando podemos cambiar las cosas. Somos conscientes del estado de las cosas. La superpoblación, la contaminación, el cambio climático producido por la especie humana; probablemente por hacer un uso indebido de un sistema basado en un consumo desbocado, sin límites, que hay que reconducir y como no oímos hablar de que se haga algo en este sentido; los que nos sentimos aludidos tenemos que actuar en el presente para cambiar nuestra conducta en el sentido de ayudar a que el estado de las cosas mejore cambiando nosotros.

La meditación Mindfulness es una práctica que nos aporta calma y control sobre nosotros mismos porque nos permite distinguir entre los pensamientos y los sucesos reales.

Con todo el cariño desde el confinamiento.

Todo saldra bien - COVID - 19 Aguantaremos

¡Aguantaremos!

csl-Labecos

COVID-19, El acelerador y el freno

¡La sanidad y la economía!

¡Quédate en casa!

Adultos Mayores3 300x199 - COVID-19, El acelerador y el freno

La tierra que teníamos en el horizonte resultó ser “San Borondón” como dirían los canarios y ahora tenemos un poco más de mar desconocido por delante.

Sin entrar en lo que cada uno votemos, acabo de mirar la población de España y obtengo 47.100.396, población residente a 01/01/2019, por tanto, para el serio problema que vivimos tenemos aproximadamente 47.100.396 soluciones o modos de actuar en esta pavorosa crisis.

Aun así, y desde el desconocimiento que todos tenemos de los importantes y determinantes detalles que condicionan las decisiones. Mi impresión es que al mando de este barco de 47 millones tenemos un Capitán razonable. Aunque nunca sabremos a donde nos llevarían otros capitanes. Pero visto lo visto por otros barcos de la flota, no creo que tuvieran en el mejor de los casos resultados muy diferentes. Cuando tengamos mas información podremos argumentar mejor nuestras críticas, ahora no es ese momento, es el momento, si es preciso, de renunciar al derecho legítimo de discrepar abiertamente para ayudar y mas que nos pese desde mi querido Portugal puede que recibamos alguna lección.

Vamos a pasar a la fase de, más economía por menos sanidad y es muy difícil mantener la marcha pisando el freno y acelerador a la vez.

Desde nuestro puesto de serviola atisbamos las necesidades básicas que de forma imperiosa se van a producir en los próximos días, de modo que llenarnos de solidaridad por nuestros vecinos aumentando la donación para los bancos de alimentos y continuando sujetos a esta cuarentena será fundamental para que todos podamos salir mejor de este confinamiento.

También, cuando se pueda, ofrecerse voluntario para hacer llegar la comida a los almacenes de los bancos de alimentos, no es poca cosa. Nos hará mejores a todos.

Sacrificar parte de nuestros derechos y libertades para dejar hacer por el bien común tampoco es poca cosa.

Tenemos que disponer de mas capacidad para aguantar, porque la espera como dice el dicho desespera y esa capacidad está en nosotros, no tenemos que ir a buscarla a ninguna parte. En el momento de agobio, solo tenemos que dar un paso atrás y ser conscientes de lo que conseguimos si seguimos ese camino, al poco veremos que el agobio ha desaparecido y ya estamos en otra cosa. Tenemos que coger las riendas de ese caballo que llevamos dentro y no desesperar, esperar.

Después del buen susto inicial ahora ya empezamos a desescalar progresivamente la subida y debemos hacerla con cuidado, sin precipitarnos y atendiendo las instrucciones.

Es importante no despeñarse ni tirarse al agua tan pronto avistemos “tierra”, ¡nos queda menos!

Como siempre deseándoos lo mejor para vosotros y todos vuestros allegados. Un último esfuerzo. Pasamos del “Resistiré” al “Aguantaré”, ya tenemos cerca el “por fin”.

Para finalizar me gustaría arrancaros una sonrisa con la historia de un sabio anciano ambientado en Asia, cuyo consejo solicitaba todo el mundo.

Un día de verano, llegó un campesino y le dijo “lo cierto, es que no se que hacer. Mi buey ha muerto y ya no puedo arar el campo. Es lo peor que podría haberme ocurrido.

-Quizás si o quizás no. ¿Quién sabe? – replico el sabio, mirándole a los ojos.

Sumido en la incredulidad, el campesino regresó a su casa y le dijo a su familia, que después de todo, el anciano no era tan sabio y parecía haberse vuelto loco porque, en su opinión, no había nada peor que la muerte del buey.

Cuando a la mañana siguiente, salió a dar una vuelta pensando en como se las ingeniaría sin el buey, descubrió un caballo salvaje pastando en los alrededores. Entonces se aprestó a atraparlo y cuando lo consiguió, concluyó que sus problemas se habían acabado porque con el caballo le resultaría mas fácil arar que cuando tenía al buey.

-Le ruego que acepte mis disculpas-dijo en la primera ocasión que tuvo de visitar al anciano- Tenía usted razón. Estoy seguro de que, de no haber perdido el buey, jamás hubiese dado ese paseo ni capturado a ese caballo.

Esto es lo mejor que me haya ocurrido.

-Quizás si o quizás no ¿Quién sabe? – replicó, de nuevo el anciano, mirándole directamente a sus ojos.

– ¿Está tomándome el pelo? – dijo el campesino, antes de dar media vuelta y alejarse, mientras pensaba: “este tipo está loco. Ya no volveré a verlo nunca más”.

Pocos días después, sin embargo, el hijo del campesino mientras cabalgaba, salió despedido de la grupa del caballo y se rompió la pierna. Y. dándose cuenta que no podría contar con la ayuda de su hijo, se dijo. “esto es lo peor que podría haberme ocurrido”.

¿Cómo acabaré ahora el trabajo que me queda por hacer? Esta vez tiene que admitir que no podría haberme ocurrido nada peor, concluyó el campesino en su visita al anciano.

-Quizás si o quizás no ¿quién sabe? – respondió de nuevo, serena y bondadosamente el anciano, mirándole directamente a los ojos del campesino.

También, en esta ocasión, el campesino se marchó muy enfadado al pueblo. Pero, ese mismo día llegó al pueblo un banderín de enganche para reclutar a todos los jóvenes sanos y llevárselos a una guerra que parecía interminable. Así fue como la pierna rota del hijo del granjero acabó librándole del reclutamiento y probablemente de la muerte.

Propongo un ejercicio de imaginación y alimentación de nuestra autoestima:

Souto2 300x49 - COVID-19, El acelerador y el freno

Sustituyamos la expresión -Quizás si o quizás no ¿Quién sabe? por “depende”.

Y «voilà», esta historia se puede convertir en muchos ancianos sabios de nuestras aldeas gallegas, influenciados por tanto crónico, injusto y persistente aislamiento sufrido.

De modo que además de sentir orgullo por la parte de gallegos que nos toca, pensemos en que nuestra reacción ante los acontecimientos no debe de ser negativa. Hagamos también valer el dicho “no hay mal que por bien no venga”.

Evolucionamos y nos encontramos con cosas nuevas, recuperando otras viejas.

El video que me gustaría que vierais al final es un punto de interés de los 18 que tiene el “Roteiro Chan de Castiñeiras”, que forma parte de un diseño que no salió adelante por la inacción, desidia y abandono de otros que tenían que hacer su parte. Este video está en gallego, para los que recibís este mail y no sois gallegos, pensar en la inmensa riqueza que tenéis en los vecinos del Noroeste.

Agradecer a estos intelectuales gallegos, humildes, pero con trabajos valiosos, su participación desinteresada poniendo su talento incondicional a disposición de Labecos.

Agradecer a Moisés Quintas la composición musical. Autor también del precioso libro “TERRA e ALMA”, de editorial Canela.

Agradecer a Pepe Carames la redacción del texto. Autor también de “Reflexións para a interpretación da paisaxe”, de Edicions do Cumio, S.A.

La necesidad apremiante de la publicación de este articulo obligó a que la voz narrativa sea la mía Carlos Sequeiro. No muy tarde será actualizada con otra voz narrativa de una colaboradora y notareis en positivo la gran diferencia:

Todo saldra bien - COVID-19, El acelerador y el freno

¡Aguantaremos!

COVID-19, la salida

¡Tenemos que seguir un poco más!

¡Quédate en casa!

Adultos Mayores3 300x199 - COVID-19, la salida

Llevamos más de dos semanas de cuarentena o en confinamiento y nos quedan dos semanas más por delante y la maquinaria del mercado ya se está preparando para la salida, lo vemos en la publicidad, los mensajes ya hablan de cuando esto pase. Pero además de las mejores intenciones todo apunta a que cuando esto pase volveremos a hacer lo mismo. No tenemos un equipo de mentes aplicadas que busquen como deberíamos actuar en esta nueva etapa, ni que valores son los que deberían primar en nuestro comportamiento. Nos vemos sumergidos en la urgencia económica para intentar alcanzar el estatus anterior. Pasará mas tiempo para tener la sensación de recuperar esto y no nos daremos cuenta que probablemente ese comportamiento anterior fue el desencadenante de todo esto, pasará mas tiempo todavía para darnos cuenta y conocer la pavorosa cifra de aquellos que se quedaron en el camino.

Se me ocurren frases que dan respuestas puntuales y poco relacionadas que los que me conocéis sabéis que hago uso de ellas con cierta frecuencia.

Pero el tiempo pasa y llegará ese momento de volver a otras rutinas diarias que espero que conscientemente cambiemos para mejor ya que la amenaza de fondo y permanente es el cambio climático (algo real que está en segundo plano) y merece todas estas consideraciones.

Tenemos que ser mas moderados en todo, empezando por el consumo.

Acordaros de Eduardo Galeano: Cuando compres:

Adquiere sólo lo que necesites; recuerda que no vales por lo que tienes, sino por lo que eres.

Confiemos que un buen equipo sea capaz de diseñar un sistema económico que no esté basado en el crecimiento ilimitado (no es realista) y nos ha llevado a esta situación que ya padecemos. Podríamos considerar la economía del bien común, ¡Oh si! Y todos vestidos igual. Pues afinemos este sistema alternativo. Por cierto, la estrategia de las marcas (gurús del mercado) que más venden y son super populares acaso no lo tienen como objetivo, el vender a todos lo mismo. Y que este sistema sea, a su vez, capaz de mantener las libertades que Dina soñó en su frase, huyendo del discurso interesado del pensamiento mágico.

«Soñemos con un mundo en el que seamos socialmente iguales, humanamente diferentes y totalmente libres»

Tenemos que cuidar lo importante y en ese orden. Como el de la ética de la permacultura que vuelvo a reproducir.

Principios éticos de la permacultura:

Cuidado de la tierra (conservación del suelo, los bosques, el aire y el agua).

Cuidado de las personas (ocuparse de sí mismo, de los familiares, parientes, y la comunidad).

Tenemos que hacer el esfuerzo de evitar el uso de determinados productos que nos envenenan. Apostar por la diversidad y aceptar una menor producción. Tenemos que aprender a vivir con menos, porque al final de la partida el peón y el rey acaban en la misma caja.

Verde y sano Pop 1920 300x210 - COVID-19, la salida

Si, tenemos que cuidar a la tierra evitando los plásticos y todo aquello que sabemos que contamina, sobre todo la forma en que nos deshacemos de ellos. Los bosques, cuando entremos en un bosque hagámoslo en silencio, nos daremos cuenta de la cantidad de vida que nos observa de forma curiosa, respetémosla son parientes más que cercanos y cuando salgamos del bosque que nadie encuentre nada que indique que estuvimos allí.

 

El aire, tenemos la impresión que nuestros motores de combustión interna (la mayoría) funcionan sin consecuencias, sus gases se disuelven en el aire y mágicamente desaparecen, pero ese aire lo respiramos, las lluvias lo limpian llevando al suelo sus partículas contaminantes con sus efectos perniciosos.

Aire puroPop 1920 300x131 - COVID-19, la salida

El agua fresca y escurridiza pero muy generosa, es capaz de acoger tantas cosas que si no la cuidamos pronto tendremos al agua y a alguien más (a veces indeseable). Prueba poniendo un tapón en el fregadero o en el lavabo mientras enjuagas o lavas los platos o te lavas los dientes. Utilizar el mínimo posible de agua es una forma de ahorrarla. Evitar mezclarla con productos o elementos contaminantes es una forma de cuidarla para poder volverla a usar. No olvides que muchos viven en ella.

EcoaldeavirtualPop 1920 300x195 - COVID-19, la salida

Y tampoco olvides que, en cierta medida, también venimos del mar.

Mar transparentePop 1920 300x229 - COVID-19, la salida

Repartición justa. Redistribución de los excedentes (Límites al consumo y a la reproducción).

En otros foros hablamos de la superpoblación, de la huella ecológica, del consumo desbocado, de la falta de conciencia del gasto. De la generosidad y de la solidaridad. De lo bien que nos podemos sentir al compartir nuestras migas de pan con las palomas; -llega a ser terapia-. Imagínate compartir lo importante con tus congéneres.

FloresdeCerezoPop 1920 300x231 - COVID-19, la salida

No es fácil cambiar los hábitos, pero en ello nos va el futuro, pequeños detalles como el que estamos viviendo nos van recordando y tirando de las riendas de ese caballo difícil de domar que somos para que reflexionemos y hagamos ese esfuerzo.

Ánimo, Ánimo y Ánimo, al fin y al cabo, una buena parte de nosotros estamos en un buen camarote que nos tiene que hacer pensar que otros no lo tenían y sobre todo su mayor preocupación no era contagiarse, sino disponer de recursos que amenazaban con desaparecer sin mucho margen para hacer nada.

De modo que ahora empezará ese nuevo tiempo en que debemos hacer uso de esa solidaridad que llevamos dentro en una reacción proactiva. Sin grandes remilgos,

No podemos ofender a los que no han tenido la suerte de nosotros.

Colaboremos en la recogida alimentos. Aportemos en base a nuestras posibilidades en una compra paralela aquello que pueda ser útil para nuestros vecinos:

Os pondré un ejemplo, adecuado, pues muchas cocinas no pueden funcionar.

Intentando una comida lo mas equilibrada posible y con un envase que sirva de plato.

Receta: Garbanzos con atún:

Ingredientes: Bote de garbanzos cocidos y lata de bonito

Receta Garbanzos con callos

Ingredientes: Bote de Garbanzos cocidos y lata de Callos, que podemos usar la mitad y compartir con otro bote de garbanzos.

Receta: Guisantes con jamón

Ingredientes: Bote de guisantes cocidos en conserva y blíster de tacos de jamón

Receta fabada casera

Ingredientes: Bote de habas cocidas y lata de compango de fabada, puede alcanzar para dos.

Receta: Lentejas con tocino (bacon)

Ingredientes: Bote de lentejas cocidas y blíster de tacos de tocino (bacon)

Y muchas mas opciones que nos arreglan el día.

Puede haber dudas sobre en donde se entregan, quien se hace responsable de ellos. Una pista. Los bancos de alimentos que proveen a los comedores sociales celebraran estas entregas.

Y para los que no deban salir y sientan que deben ayudar, estos son los datos de la cuenta del Banco de España para hacer alguna donación.

Cualquier entidad privada o particular que quiera realizar donaciones al Estado podrá realizar una transferencia en el IBAN ES17 9000 0001 2002 5001 2346 o el BIC ESPBESMMXXX, bajo el concepto NIF + Donación al Estado COVID-19.

En el comunicado publicado por Hacienda, el Gobierno informa de que si la persona física o jurídica donante quiere obtener un certificado del ingreso realizado podrá solicitarlo en la dirección de correo RCIDTesoroContabilidad@IGAE.hacienda.gob.es o en los teléfonos 91 209 95 10 / 94.

Reconocer a todos aquellos que estuvieron y están en el trabajo de todos los servicios esenciales y de algunos no esenciales, arriesgando a contagiarse ellos y con el temor silencioso de contagiar a los suyos cuando llegan a casa, si, también a los más pequeños.

No quiero nombrar a ninguno por separado porque siempre se me olvidaría alguno. Para todos ellos, Gracias, Gracias y Gracias. Ese pequeño gesto espontáneo de aplaudiros durante estos días a las 8 de la tarde también es para vosotros y se me antoja poca cosa.

Ojalá vuestros responsables de dirigiros, de coordinaros, con capacidad de decidir alguna mejora en vuestro bienestar, sea físico, económico o social, sean suficientemente generosos e inteligentes como para manteneros cerca y compensaros por este esfuerzo cuando la urgencia afloje.

Debemos de tener memoria para facilitaros las cosas cuando la emergencia sanitaria pase. ¡Que pasará!

Pero llegará otra, la emergencia económica; ahí es en donde los que os hemos reconocido y aplaudido vuestro esfuerzo y dedicación tendremos la oportunidad de apoyaros.

Y aquí volvemos al principio:

saca lo mejor de ti mismo.

Si te sientes aludido y te quieres “complicar la vida” ayudando a que estos momentos difíciles pasen.

Colabora con Labecos si te identificas con nuestros proyectos Hay muchas formas, hacerte socio, colaborar puntualmente, hacerte voluntario. Pide información en info@labecos.com

Cuantos mas seamos y cuantos más nos involucremos, más podremos hacer y de todas formas si ya colaboras con otras entidades, de alguna forma lo estás haciendo con nosotros.

En este video podrás ver lo que tienes dentro.

info@labecos.com

Cuidaros y de momento seguimos en casa

Adultos Mayores3 300x199 - COVID-19, la salida

 

 

El COVID-19

covid 19 4916982 1920 1024x576 - El COVID-19

Imagen de FrankundFrei en Pixabay

La frase podría ser:

No te engañes

“En la naturaleza no hay recompensas ni castigos, sólo consecuencias”

Robert Green Ingersoll (EUA). Labecos.

Aunque la consecuencia sea tan solo comparar como respiramos ahora y como respiraban antes, en algunos sitios, ya valdrá para alguien.

Hemos hablado de los males incontrolados de este mundo, la superpoblación, la contaminación, el cambio climático (aumento de las temperaturas, pérdida de las pautas anteriores de temperaturas y pluviometría, fenómenos meteorológicos extremos, aumento del nivel del mar, etc.).

Os suena esto, pues cuando festejamos los éxitos de un sistema y mercado desbocado siguiendo en lo mismo, recordemos a la naturaleza en esta faceta de emergencia sanitaria global. La cuestión es que la naturaleza está llena de facetas:

CalentamientoGlobalPop 1920 300x193 - El COVID-19

Reflexionemos y pongamos en marcha, tantas cosas que podemos hacer.

Si, nosotros sin depender de nadie.

Lo primero se consciente y, Si quieres que algo cambie no hagas siempre lo mismo. Por lo tanto, cambia tus hábitos. Mentalízate, no puedes seguir haciendo lo mismo

Cuando compres:

– Adquiere sólo lo que necesites; recuerda que no vales por lo que tienes, sino por lo que eres.

Eduardo Galeano, (Uruguay).

 Haz un consumo responsable, lleva tu propia bolsa a la compra. Evita los plásticos, recíclalo todo y no tires nada al suelo, puede acabar en el estómago de ese estupendo pez a la parrilla que te vas a comer.

Huye del discurso interesado del pensamiento mágico.

«Soñemos con un mundo en el que seamos socialmente iguales, humanamente diferentes y totalmente libres»

@DinaBousselham #RebelDIA23S. Labecos

Se respetuoso en la relación con los demás y reflexiona sobre la frase de Dina, al fin y al cabo, es a lo que todos aspiramos.

Y al final, siempre llegamos a que,

“En la naturaleza no hay recompensas ni castigos, sólo consecuencias”

Robert Green Ingersoll (EUA). Labecos.

Csl-Labecos

La gran contradicción

Contradiccion 1920 1024x767 - La gran contradicción

Imagen de succo en Pixabay

Mientras se celebra la cumbre del clima, también celebramos el 100% de ocupación hotelera en algunas ciudades.

Celebramos el consumo desbocado, el “Black Friday” sin ningún pudor o alusión, el “week Friday” y el “Tuesday no sé qué”, pero que también “mola” comprar mucho pues eso “crea” o mantiene, y a veces se aprovecha de muchos puestos de trabajo. No pensamos a donde nos conduce.

Tenemos las horas contadas.

Celebramos como algo maravilloso el estar en las terrazas en manga corta, o en las playas en bañador en plenas Navidades. Nadie lo asocia con lo que nos viene y no es nada bueno.

Tenemos que exigir a los que manejan nuestros recursos que se pongan a trabajar para buscar soluciones a lo que hemos dicho en nuestro artículo.

¿Cómo desmontar un sistema? – Pero de forma no traumática.

Pues, aunque parezca increíble los medios de comunicación no pasan del mantra “de lo mucho que hay que reciclar”, pero no pasan de ahí.

Y cada uno de nosotros tenemos que cumplir con nuestra parte.

Csl-Labecos

¿Cómo desmontar un sistema?

COP25 - ¿Cómo desmontar un sistema?
cumbresocialclima 1024x497 - ¿Cómo desmontar un sistema?

Después del resultado de la cumbre del clima de Madrid. Parece que procede a puntualizar alguna cosa

Conviene dejar claro que el género humano no nació con el planeta, por tanto, el planeta probablemente continúe. Pero lo que sí está en riesgo inminente es la especie humana.

La cuestión es como desmontar el sistema, que nos ha llevado a esta situación, cuando los intereses por no cambiar son tantos y tan poderosos.

No gastemos el tiempo en mostrar las opiniones científicas que avalan el peligroso camino que hemos iniciado y nos conduce al final traumático; la propia naturaleza ya nos ha hecho a todos nosotros científicos y ya sabemos lo que ocurre y por qué. Ya no importan los esfuerzos para demostrar con datos lo que se ha iniciado y su confirmación. No porque no sean importantes; No, porque ya sabemos que en el otro lado no tenemos a nadie que convencer, porque han decidido ser insolidarios (en esta situación, las fronteras no existen) e ir por “libre” en este asunto.

Tenemos que centrarnos en como a nivel individual podemos actuar y exigir a los políticos que sí tienen oídos, se pongan a trabajar en cómo se va a mantener el empleo desmantelando empresas contaminantes. En cómo nos van a proveer de energía cuando desmantelemos las que utilizan combustibles con residuos dañinos para nuestra atmosfera. En cómo podemos asumir el cambio en la oferta alimentaria y textil. En cómo podemos viajar en un medio seguro y no contaminante. En cómo podemos vivir perfectamente consumiendo el 10% de lo que consumimos ahora. En como sujetar los programas e iniciativas de marketing que nos “obligan” recomendándonos que sigamos consumiendo de forma compulsiva y masiva.

En definitiva, en como transformamos un sistema capitalista económicamente basado en el consumo en un sistema sostenible con garantías democráticas. Este es el reto. Lo pesimista es que de esto no se habla. Y nos va a afectar hasta las uñas de los pies.

Después de todo que lujo, verdad, que todas las declaraciones, ponencias, recomendaciones, debates, avisos, etc. en esta cumbre del clima sean en inglés, cuando son los primeros en mirar para otro lado.

Csl-Labecos

Reciclar es el primer paso

CalentamientoGlobalPop 1920 1024x657 - Reciclar es el primer paso

Está bien que, a propósito de la cumbre del clima, se haya generado una necesidad imperiosa de reciclar y atender los cuidados a la naturaleza y pensar en la sostenibilidad. Pero realmente reciclar es el primer paso porque reciclar soluciona una parte del problema. Realmente deberemos llegar a no reciclar, ya que reciclamos, porque consumimos de manera no sostenible e innecesaria.

El problema es que el sistema económico basado en el consumo tiene topes y hemos llegado a uno de ellos por tanto tenemos que cambiar de modelo y esto supone cambiar la forma de consumir y cambiar la forma de vivir, de alimentarnos, de vestirnos, de trabajar, etc., de esta forma no tendremos que reciclar tanto. Esto implícitamente contiene un reto de cambio de modelo que no está resuelto, pues las empresas y fábricas generadoras de empleo tendrán que reinventarse y la sociedad tendrá que contentarse con mucho menos. ¿Cómo vamos a desactivar la fuerza del consumo, la influencia de la publicidad y el marketing en nuestros hábitos?

¿Cómo vamos a contentar a los viven de una forma desbocada a que se sujeten a unas restricciones severas?, pues o se hace muy bien y consensuado, es decir contradiciendo mucha de la libertad que vendemos hoy, algo un poco ilusorio pues sería aceptar la “solidaridad” por defecto o será, traumático, dramáticamente traumático.

Algo podemos hacer por nosotros mismos además de reciclar, es disminuir el consumo energético de dos formas una con un mejor aislamiento y otra con los programas de transición energética, fotovoltaicos y termosolares, como los nuestros, los de Labecos, que pondremos en marcha a principios del próximo año 2020.

Programas
Contenido no disponible.
Por favor, acepta las cookies haciendo clic en el aviso

La medicina que queremos tener

Cuerpo y mente 1920 1024x1024 - La medicina que queremos tener
Imagen de Elisa Riva en Pixabay

La mayor parte de las enfermedades se curan solas. Pero la mayor parte no son todas. La medicina nos ayuda también a deslindar esta dicotomía.
De las enfermedades que se curan solas, por ejemplo una gripe, la farmacopea trata los síntomas para aliviarnos y no influyen negativamente en la vis medicatrix (la fuerza del organismo por volver a la situación anterior a la enfermedad).
Sin embargo, ante las excepciones es imprescindibles acudir a los servicios médicos.
Ya en el 1999, Rafael Bengoa, experto en salud pública, consejero de sanidad pública y consumo, implantaba en el sistema de salud de Euskadi el sistema de seguimiento en la evolución de los enfermos crónicos, para adelantarnos a su desestabilización y de esta forma adelantándonos a su visita a urgencias, ahorrándonos ese costoso paso en la atención. Posteriormente USA lo reclamo para que asesorara en su sistema sanitario.
También es destacable esta «clase magistral de Jon Kabat-Zinn
Cuidando nuestro cuerpo y nuestra mente. Que en última instancia no están separados.
Existe un amplio debate sobre lo que debemos pagar por el cuidado de la salud, pero todavía no está muy claro lo que es exactamente ese «cuidado», ni lo que es la salud verdadera y el modo de conservarla y recuperarla.
Es sabio, en tales circunstancias, asumir cierta responsabilidad por la propia salud y bienestar. De hecho, este tipo de compromiso personal con la salud es un elemento fundamental de la nueva visión de la medicina, un modelo mucho más participativo y en el que el paciente desempeña un papel muy importante en la movilización de sus propios recursos curativos.
Una de las ideas que hay detrás del MBSR-REBAP consiste en ayudar a las personas a descubrir que pueden hacer para complementar el trabajo realizado por médicos, cirujanos y sistema sanitario y, partiendo del punto en que se hallen cuando decidan que ha llegado el momento de asumir ese compromiso, llegar a niveles más elevados de salud y bienestar.
Pero, cuando hablo de «salud y bienestar», me refiero al más profundo y amplio de los niveles, algo que no se limita exclusivamente a la salud corporal. La verdadera salud no consiste en llevar a las personas a un estado de ausencia de enfermedad considerado «normal», sino a un nivel de funcionamiento y bienestar físico, emocional y mental óptimo que el sujeto desarrolla, a través de la exploración sistemática y disciplinada, en el laboratorio de su propia vida, con la intención de descubrir la auténtica magnitud de su dimensión humana. Y esto se ve catalizado por la familiarización con nuestro cuerpo y nuestra mente (que, en última instancia, no están separados) y el cultivo sistemático de nuestras capacidades biológicas y psicológicas intrínsecas para el bienestar y la sabiduría, incluidas la bondad y compasión que yace en el interior de cada uno de nosotros.
Esta “clase magistral», pertenece al capítulo pág. 69 y 70 del libro «Mindfulness para principiantes» de Jon Kabat-Zinn, editorial Kairós.
csl. Labecos

Telómeros éxitos y hallazgos

Cromosomas 1280 1024x578 - Telómeros éxitos y hallazgos

Imagen de OpenClipart-Vectors en Pixabay

Un artículo de “Muy interesante” sobre las investigaciones sobre los telómeros de María Blasco y su equipo en el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), realizado por Luis Miguel Ariza.

Dice el entrevistador que Blasco mantiene intacta su capacidad de maravillarse cuando en la conversación surgen palabras como inmortalidad y envejecimiento. O cuando salen a relucir la extraña naturaleza de las células cancerosas y las cartas genéticas que nos son dadas en el momento de nuestra concepción. Pero quizá dos palabras basten para definir su carrera como investigadora: los telómeros y la telomerasa. Explicaremos brevemente que significan.

Si el ADN fuera equivalente a un cordón de zapato, los telómeros serían como los capuchones de plástico que evitan que se deshilachen las puntas. Del mantenimiento de estas protecciones cromosómicas se encarga la enzima telomerasa, que alarga así la vida de la célula. En un reciente experimento Blasco y su equipo lograron desarrollar ratones con telómeros extralargos sin alterar sus genes; confirieron a los animales el pasaporte a una existencia más longeva y mas alejada de las dolencias inherentes al paso del tiempo, como el cáncer.

Hay tres conceptos que forman parejas de baile un tanto enigmáticas: la inmortalidad, el cáncer y el envejecimiento. ¿Como se entienden desde la biología?

Las células sanas son mortales: tienen una capacidad de dividirse limitada, y sucede porque se acortan sus telómeros esto propicia que la célula deje de multiplicarse y entre en lo que se denomina senescencia celular. Las cancerosas, sin embargo, son capaces de mantener largos dichos telómeros, lo cual les confiere la inmortalidad.

¿Inmortalidad en el amplio sentido del término?

Se trata de una capacidad de división indefinida siempre que tengan alimento, como ocurre con las células HeLa (*).

¿Cómo se comprende desde este punto de vista el cáncer?

Es la demostración de que la inmortalidad celular se adquiere manteniendo los telómeros. En 1988 se hizo un experimento muy importante, los investigadores obtuvieron células humanas normales y sanas y las trataron con telomerasa. Fue suficiente para convertirlas en inmortales sin ser tumorales.

¿Cuál sería entonces la diferencia entre una célula que no muere nunca y una maligna?

La primera simplemente se divide indefinidamente manteniendo sus telómeros largos, mientras que la tumoral es aberrante al margen de la telomerasa que le permite vivir para siempre, en ella han mutado oncogenes. Presenta, pues, muchísimos daños en su ADN, es muy inestable genéticamente.

El cuerpo humano está formado por unos treinta billones de células, que se van renovando constantemente. En la escuela nos enseñaron que la mitosis, la división celular, lo hace posible. Pero, al parecer, se producen errores, y los cromosomas no se copian completos: se dejan a veces los extremos. ¿Por qué sucede esto?

Para copiar una cadena parental de ADN, a otra hija se necesita una especie de cebador, función que desempeña una cadena corta de ácido ribonucleico (ARN). Pero llega un momento que se degrada y elimina, y queda un hueco por copiar. Es un fenómeno que ya anticipó Watson cuando descubrió la estructura de doble hélice del ADN y como podría replicarse, lo llamó el problema de la replicación terminal. También fue predicho por un científico ruso, Alexey Olovnikov.

¿Cuándo se comprobó que el ADN no se copia entero?

En 1990, la investigadora Carol Greider demostró que se medían los telómeros en humanos a distintas edades podía observarse que eran mas cortos a medida que íbamos cumpliendo años. Porque conforme nos hacemos mayores, nuestras células se han reproducido mas veces y los telómeros menguan.

Así que la conclusión es que estamos programados para envejecer. ¿Está de acuerdo?

No, De hecho, sabemos que la evolución se centra en seleccionar organismos mas capacitados para vivir y reproducirse. Nuestros genes sirven para mantener jóvenes, sanos y vigorosos, para que nos podamos multiplicar. Lo que sucede es que la longevidad de los seres humanos ahora supera con amplitud la que disfrutaríamos en la naturaleza, sin sanidad ni medicamentos. Seguramente, no pasaríamos de los treinta o cuarenta años, que era la esperanza de vida a principios del siglo XX. Hasta esa edad estamos preparados genéticamente para ser jóvenes.

¿Ocurre con los demás organismos?

Si. Un ratón suele sobrevivir en su entorno natural unos tres meses, quizá seis, porque muere cazado por depredadores, de frío, de hambre o de una infección. Y, sin embargo, puede cumplir hasta tres años en un laboratorio. De acuerdo con los mecanismos de la selección, un ratón es sano, joven y vigoroso el tiempo que dura mas o menos en la naturaleza, pero si alargas artificialmente el tiempo, aparece el declive. Los genes que nos mantienen lozanos dejan de funcionar, porque ya no hacen falta. De hecho, no hay animales viejos en el mundo salvaje.

Nosotros hemos cambiado las condiciones. No obstante, la telomerasa, la encargada de reparar los telómeros, es una proteína. Y como tal, está codificada genéticamente.

Al mantener los telómeros, el gen de la telomerasa es capaz de conferir inmortalidad a las células normales sanas, pero en los mamíferos, no está siempre activa. Se enciende solo en los primeros estados del desarrollo embrionario, durante una fase llamada blastocisto, a los cinco o seis días de desarrollo. En ese momento, las células son pluripotentes capaces de generar cualquier tejido del organismo e inmortales, aunque duran muy poquito en ese estado, el necesario para activar la telomerasa y alargar los telómeros del nuevo individuo. Y con estos telómeros que garantizan la buena salud en estado natural, vas a vivir el resto de tu existencia. Porque cuando nacemos el gen de la telomerasa se apaga definitivamente.

Es decir, la longitud de nuestros telómeros se fijaría en fase embrionaria. ¿no?

Si, y es un tema candente, en términos científicos. El estrés del individuo gestante, antes del nacimiento, puede determinar que enfermedades va a tener cuando sea adulto. Ahí se están decidiendo efectivamente muchas cosas; y entre ellas, la longitud de nuestros extremos cromosómicos.

¿-Implica también cuanto tiempo vivirá esa persona?

Desde el punto de vista de la extensión telomérica, si ¿Qué ocurre? Una vez en la vida adulta, el estrés puede hacer que los telómeros se acorten con más rapidez. Si uno fuma, se degradarán más, mientras que una persona que haga ejercicio y lleve una alimentación sana va a mantenerlos mejor. Pero es durante el desarrollo del embrión cuando se va a determinar su longitud, este es el momento mas crítico, y también posteriormente los primeros años de vida, debido a que las células se dividen de una forma brutal hasta que alcanzamos el tamaño final, porque se pueden acumular daños.

¿Es partidaria del determinismo genético en biología, o sea, la idea de que vivimos según se nos vengan dadas las cartas? ¿O piensa por el contrario que la influencia ambiental, lo que llaman epigenética, puede ser igual de decisiva?

La epigenética es muy importante, porque los hábitos pueden acelerar el acortamiento de los telómeros. Como ya he dicho, evolucionamos durante milenios para tener un periodo de vida saludable de unos cuarenta años, y modernamente podemos superar esa edad en buenas condiciones de salud, siempre teniendo en cuenta que el límite biológico de nuestra especie es de 120 años. El hecho de que lleguemos o no sanos a los setenta está determinado de forma notable por el ambiente.

¿Existe alguna manera de conservar la longitud de nuestros telómeros?

Los extremos de los cromosomas se van a ir empequeñeciendo de forma inexorable, así está diseñada la vida, pero podemos acelerar o frenar el proceso. El tabaquismo o los procesos inflamatorios derivados de la obesidad pueden acortarlos más rápido. Y las infecciones obligan a nuestra sangre a regenerarse mas veces, degradando los telómeros de manera prematura. Lo que no hay es un hábito de vida que los alargue.

¿Y activando la telomerasa, la proteína que los repara?

Es la única forma que conocemos. Hay otra manera mas original y bonita, que es manipular el tiempo en que las células del embrión están activando dicha enzima, cuando se encuentra en estado de blastocisto. Lo que nuestro equipo hizo fue extraer esas células, colocarlas en placa de cultivo y dejarlas mas tiempo con la telomerasa activada. Así conseguimos unas células pluripotenciales con telómeros hasta el doble de largos que colocamos de nuevo en el embrión. Demostramos que aquellos ratones estaban más protegidos contra los achaques del envejecimiento. Y sin tocar ningún gen, de manera epigenética. Si empezamos con telómeros mas largos, aumentará la longevidad.

¿Contempla la posibilidad de aumentar también la telomerasa en individuos adultos?

De hecho, nosotros lo logramos, con técnicas de terapia genética. Vimos que era suficiente para alargar la vida de los ratones de mediana edad, e incluso ancianos. Como se retrasaban todas las enfermedades, esos ejemplares terminaban viviendo más.

Si el cáncer es el resultado del envejecimiento, ¿Cómo puede ayudarnos la telomerasa a combatirlo?

Si mantenemos los telómeros largos en un ratón durante mas tiempo, estará mejor protegido contra los tumores. Por otro lado, cuando aparecen células malignas, estas ya han adquirido la telomerasa. No existe ni un solo caso de cáncer en el que no se mantengan los telómeros. Por eso son una diana terapéutica: debemos destruirlos.

¿Y eso es posible?

Ya existen inhibidores de la telomerasa, pero no resultan muy efectivos. Desde que inhibes la proteína hasta que se acortan los telómeros transcurre un tiempo; las células no se mueren de entrada. En el CNIO, probamos por primera vez, un enfoque distinto: atacar directamente los telómeros. Y demostramos su eficacia en ratones con cáncer de pulmón y cerebro. Hemos puesto en marcha un programa para buscar fármacos que ataquen los extremos de los cromosomas.

Hablamos de células, pero un tumor está hecho de millones de ellas. ¿Cómo podemos llegar a cada una?

Los tumores son heterogéneos en cuanto a longitud telomérica. Si inhibes la telomerasa, no matas todas las células del tumor, mientras que, si bloqueas directamente los telómeros, eliminarás cualquiera de ellas que se divida. Nosotros hemos desarrollado inhibidores químicos que se administran por vio oral y afectan a todas las células. Es mucho mas tóxico para las cancerosas que para las normales, y aunque se produzcan efectos secundarios, son menores que los que genera la quimioterapia, centrada en destruir el ADN celular.

¿Será el cáncer en el futuro una enfermedad crónica con la que podamos vivir?

Si son pequeños y no se ha producido invasión de células cancerígenas, ciertos tumores se curan directamente. A menudo, con una cirugía basta. Por otro lado, están los casos en estado avanzado y que son agresivos cuando se descubren. Aquí si veo mas factible encontrar la manera de tenerlo bajo control con tratamientos. No es verdad que existan mas de doscientos tipos de cáncer; yo diría que hay miles, y quizá millones distintos. Un tumor puede llegar a experimentar setecientas u ochocientas mutaciones, y eso lo vuelve en una dolencia totalmente distinta para cada paciente.

Es, pues una enfermedad casi biográfica.

Depende del azar, de donde hayan caído esos cambios genéticos. Y algunos hábitos los propician. Si fumamos o nos exponemos al amianto o a la contaminación del aire, por ejemplo, nuestro ADN mutará con más frecuencia y aumentaremos las posibilidades de sacar una combinación perdedora.

Resultantes:

Lo que se deduce de lo dicho más arriba son dos realidades constatadas en laboratorio.

Una es que la longitud de los telómeros se produce en el estadio de blastocisto durante poco tiempo (unos días) donde la telomerasa está activa. De forma natural esta situación no la podemos cambiar, es decir no está demostrado que podamos hacer algo que aumente la longitud de los telómeros. Con la excepción de someterse a terapia génica.

La fase de blastocisto se produce unos 5 o 6 días después de la fecundación y el proceso de activación de la telomerasa es de unos días, por tanto, hay un cierto grado de incertidumbre en el tiempo. Además, el blastocisto todavía no está fijado al epitelio endometrial, lo que supone que la influencia de la portadora está limitada. Quizás las acciones que aporten influencia habría que aportarlas antes de que las células (espermatozoide y óvulo) se encuentren y fundan; para que se encuentren en óptimas condiciones para crear telómeros largos.

Las células se irán reproduciendo y los telómeros se irán acortando. Para aumentarlos es preciso acudir a la terapia génica.

Se puede observar un cierto carácter ecológico al sistema y es el intento de ahorro en el aprovechamiento al máximo de la vida de una célula, antes de ser sustituida por otra.

Lo que si podemos hacer es que la velocidad de acortamiento de los telómeros se reduzca con buenas prácticas, es de manera epigenética, es decir modificar con factores ambientales como no fumar, hacer ejercicio físico regular, reducir las «inflamaciones» provocadas por la obesidad, el estrés, etc. Todo ello en un esfuerzo de no dar motivos para la replicación celular, por causas que no sean absolutamente necesarias.

De todas estas razones la que tiene una competencia con la psicología es la situación de estrés. Y de ahí nace la pregunta de ¿Cuánto y como nos influyen las situaciones de estrés en la velocidad de acortamiento de los telómeros?

Esa es una de las razones por la que nos influye el ambiente y es tema de interés e investigación por la Psicología.

 csl-Labecos

(*) Nota: las células HeLa, son un tipo particular de células de cultivo celular, usadas en investigación científica. Es el linaje celular humano más antiguo y utilizado con mayor frecuencia.1 El linaje al cual pertenecen estas células deriva de una muestra de cáncer cérvico-uterino obtenida el 8 de febrero de 19512 de una paciente llamada Henrietta Lacks (de allí el acrónimo He{nrietta} La{cks}) quien falleció el 4 de octubre de ese mismo año debido al cáncer.

Wikipedia. Células HeLa.